Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia de navegación. Si continua navegando por este sitio, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre privacidad aquí. Puede obtener más información sobre privacidad aquí.

Aceptar.

COPA DE FÚTBOL RONAL 2018

en Italia

Fecha: 12. junio 2018

Nuestra planta de SPEEDLINE, en el norte de Italia, tuvo el placer de recibir del 1 al 3 de junio a 110 intrépidos jugadores procedentes de todas las plantas de RONAL, con el fin de participar en la Copa de Fútbol RONAL 2018 que ya es una tradición de RONAL GROUP.

Las relajantes colinas verdes de la región de Euganea, cerca de Padua, fueron el marco perfecto para este evento, haciendo más agradable la estancia de todos los equipos. Un lugar encantador, un ambiente increíble, diez equipos, dos campos de fútbol … ¡Y mucha pasión!

Durante todo el sábado 2 de junio se jugaron los partidos. Realmente fueron duros. Tanto los jugadores como los aficionados pusieron un gran entusiasmo en esta competición. Desde el mismo momento en que se interpretaron los himnos nacionales durante la primera parte de la mañana y que todos vivimos de una manera muy intensa, pasamos todo el día en aras del “Respeto”. Todos los participantes recibieron un brazalete con la inscripción “Respeto 2018” que simboliza uno de nuestros valores en RONAL GROUP y con el que queremos vivir dentro y fuera del trabajo. España se coronó campeona, seguida por el equipo italiano de SPEEDLINE y el de la República Checa.

Para recompensar los esfuerzos de los jugadores, el sábado por la noche se organizó un magnífico evento sorpresa…¡La mejor celebración para una experiencia verdaderamente única! Todos los participantes tuvieron la oportunidad de cenar a bordo de un galeón típico antes de visitar la Piazza San Marco, símbolo indiscutible de la incomparable ciudad de Venecia. Después de un breve recorrido entre las luces de la fascinante ciudad, los compañeros regresaron al barco donde la música y el baile acompañaron el resto de la noche mientras navegaban a lo largo de la costa de las islas de Lido y Giudecca,

Al día siguiente y último día, muchos jugadores salieron del hotel temprano para trasladarse al aeropuerto donde les esperaba su vuelo de regreso. Nosotros y los demás jugadores que pudieron quedarse visitamos Padua, donde disfrutamos algunas horas. Allí admiramos la belleza de la ciudad en un autobús turístico. Fue una manera relajante de concluir un viaje lleno de pasión, espíritu de compañerismo y colaboración en un domingo soleado.