Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia de navegación. Si continua navegando por este sitio, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre privacidad aquí. Puede obtener más información sobre privacidad aquí.

Aceptar.

RONAL GmbH usa energía geotérmica

en su sede de Forst

Fecha: 16. enero 2019

La energía geotérmica es sostenible, ecológica y con ella se consumen menos recursos. En Forst la energía geotérmica se utiliza todo el año para calefacción y refrigeración. En cuanto al suministro de energía, las emisiones de CO2 son neutras en gran medida, gracias a una bomba de calor que funciona con electricidad procedente de fuentes de energía renovables.

La energía geotérmica es una energía renovable que se obtiene mediante el aprovechamiento del calor natural del interior de la tierra. Para aprovechar la energía geotérmica, es necesario hacer una perforación a una profundidad que puede variar entre unos pocos metros y varios kilómetros, dependiendo del caso de aplicación. El calor (de la tierra) se extrae de la roca circundante o del agua subterránea y se conduce a la superficie por medio de perforaciones. Cuando la temperatura de los recursos geotérmicos es adecuada, la energía se puede aprovechar directamente. De lo contrario, es posible ajustar la temperatura del recurso antes de su uso, por ejemplo, mediante el uso de una bomba de calor.

¿Por qué usamos energía geotérmica?

La energía geotérmica es una fuente de energía disponible permanentemente, se utiliza in situ y no genera emisiones. Además, apenas hay variaciones de temperatura estacionales a partir de una profundidad de 15 metros, es decir, que existe una fuente de energía muy uniforme durante todo el año. A diferencia de lo que ocurre con un quemador de aceite, con esta energía prácticamente no hay pérdidas de calor ni de conversión. Tampoco se requiere grandes costos para la generación y el transporte del combustible.

RONAL GmbH ha decidido utilizar energía geotérmica para la climatización de su nuevo edificio administrativo. Para nosotros es importante ahorrar energía primaria y de esta forma contribuir a una gestión respetuosa del medio ambiente. Con la empresa Krämer Brunnenbau, una empresa establecida en la región, se perforaron pozos propios (profundidad: 21 m, diámetro: 1 m, con el fin de utilizar la temperatura del agua subterránea tanto para la calefacción (aprox. 120 kW) como para la refrigeración (aprox. 50 kW) de nuestro edificio. En línea con nuestro concepto de sostenibilidad PLANBLUE, el consumo de energía térmica y eléctrica en la sede en Forst es cubierto casi por completo con un nivel de emisiones de CO2 neutras.

Foto: Simone Staron