Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia de navegación. Si continua navegando por este sitio, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre privacidad aquí. Puede obtener más información sobre privacidad aquí.

Aceptar.

Excursión de nuestros aprendices

de Härkingen (Suiza)

Fecha: 23. mayo 2019

La excursión anual de nuestros aprendices tuvo lugar en nuestra sede de Härkingen en Suiza a mediados de abril. Michelle (aprendiz de diseño) y Levin (aprendiz de administración comercial) presentaron un resumen de ese día lleno de emociones.

El 10 de abril 2019, a las 8 a.m., tomamos el camino a Safenwil en dirección a Emil Frey Classics AG. Durante la visita guiada de una hora por todas las instalaciones, conocimos mejor la historia de Emil Frey que en el pasado inició su negocio con bicicletas. Posteriormente, logró llegar a su actual negocio de automóviles a través de las motocicletas. Muchos objetos de recuerdo, entre ellos el primer coche que Emil Frey personalmente introdujo en el mercado en aquella época, todavía están en la exposición, lo que resulta realmente impresionante. También se puede apreciar el antiguo coche de Winston Churchill y el primer Subaru que presentó Bernhard Russi.

A continuación, nos dirigimos en coche a Berna, donde pudimos disfrutar de una visita guiada por el Palacio Federal (Bundeshaus). Al llegar al Palacio Federal o, más exactamente, al edificio del Parlamento, mientras esperábamos tuvimos la oportunidad de poner a prueba nuestros conocimientos sobre Suiza en un cuestionario. De camino al Consejo de Estados (Ständerratssaal) hicimos nuestra primera escala, el «Pasillo del Domo» (Kuppelhalle). Es prácticamente imposible describir lo imponente que es. En todo caso, es una visita obligada. La Sala del Consejo de Estados, al igual que la Sala del Consejo Nacional, tiene una estructura simétrica. Los espacios están decorados con pinturas y estatuas enormes que representan personalidades y recuerdos importantes. Entretanto, las salas se han equipado completamente con sistemas electrónicos, en particular para facilitar el proceso de votación. Al final, entramos brevemente en el vestíbulo. Toda la visita guiada fue muy impresionante y detallada. Sin embargo, poco a poco nuestros estómagos empezaron a rugir. De modo que, a continuación, nos deleitamos con una jugosa hamburguesa que mantuvo llenos nuestros estómagos durante toda la tarde.

Con la sensación de estar saciados, nos dirigimos a los Adventure Rooms cercanos que estábamos esperando con especial interés. El objetivo de los Adventure Rooms es aplicar diversos acertijos para escapar de una habitación, en la que te encierran. Detrás de esto hay siempre una historia; en nuestro caso se trataba del «Orient Express». Delincuentes asaltan el tren, los pasajeros pueden defenderse y atrapan a los delincuentes. El participante desempeña el papel de delincuente, por eso el acertijo empieza con el participante esposado. Tuvimos la posibilidad de jugar tipo duelo. Esto significa que el juego y el grupo se redujo a la mitad. Un equipo dio inicio al juego y el otro empezó en la mitad. El objetivo del grupo 1 era introducirse en la sala del grupo 2 y alcanzarlos. El objetivo del otro grupo era salir rápido de la sala para escapar del grupo 1. El problema es que se tienen solamente 30 minutos para lograrlo. Una buena base para la formación de los equipos fue la participación de tres aprendices y dos formadores de los departamentos de Recursos Humanos y de Diseño. Así surgió el duelo entre Recursos Humanos y Diseño.

Al descifrar todos los acertijos, los dos grupos pudieron escapar en la primera media hora. Luego hubo un breve descanso, se cambiaron las habitaciones y el juego continuó con las mismas reglas que antes. El equipo de Diseño logró liberarse después de unos 20 minutos. Ahora estaba en la misma habitación que el equipo de Recursos Humanos y finalmente ayudó a su contrincante a resolver el último acertijo. En vista de que el grupo de Diseño fue capaz de descifrar más rápido las dos mitades del juego gracias a su increíble espíritu de equipo y ambición, mereció ser el ganador de este duelo. Sin embargo, al final ambos equipos lograron liberarse de las dos mitades en el tiempo previsto. De manera que fuimos más exitosos que el 70% de todos los jugadores. Realmente nos divertimos mucho tratando de resolver los diferentes acertijos y probablemente nos moriríamos de la risa si fuese posible ver un video del juego.

Para terminar, de regreso al aparcamiento estuvimos en un restaurante donde bebimos algo, lo que fue un momento oportuno para conversar sobre las soluciones del juego. Después emprendimos el viaje de regreso a casa felices y contentos.